11 de junio de 2018

Viaje a Badajoz: La Alcazaba y el MUBA


En el Museo de BBAA de Badajoz
Debido a las gestiones del director del Museo de Cáceres, Juan Manuel Valadés, un grupo de componentes de la Asociación Adaegina realizó una visita guiada (19 de mayo de 2018) a la Alcazaba y al Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA). En la alcazaba recorrimos el perímetro de las murallas pacenses comprobando el arduo trabajo arqueológico y de restauración desarrollado y conducidos con destreza y acierto por el arqueólogo José Manuel Márquez Gallardo, que ha dirigido las últimas intervenciones realizadas sobre este espacio histórico que, junto con los de Almería y Málaga, es uno de los recintos amurallados árabes más extensos de nuestro país. 
 

Construida en 1169 por el califa almohade Abu Yacub Yusub, la alcazaba pacense es hoy orgullo histórico de la ciudad y desde ella se divisan casi por completo los diferentes estratos arquitectónicos y temporales de la misma en un paseo que nos rememoró los diversos avatares que la población hermana sufrió a lo largo de la Reconquista, las Guerras de Sucesión, la Guerra de la Independencia y la aún cercana y trágica Guerra Civil. Un lugar transformado hoy en un remanso de paz y de progreso. 
 
MUBA
De la web del MUBA: http://muba.badajoz.es/content/index/slider/1920x965-4.jpg, http://muba.badajoz.es/content/index/slider/1920x965-4.jpg
La visita se completó en el Museo de Bellas Artes, donde África García Zamora, técnico de la entidad, nos acompañó en un recorrido fascinante por sus salas remodeladas en las que tuvimos la oportunidad de admirar las valiosas colecciones de Zurbarán, Luis de Morales, Adelardo Covarsí, Juan Barjola, Ortega Muñoz, Eugenio Hermoso, Antonio Juez, Sorolla, Gutiérrez Solana y Rosales, entre otros pintores destacados en el panorama artístico nacional. 
 
Finalmente, divididos en diferentes grupos, disfrutamos de la gastronomía local y regional en los restaurantes cercanos a la plaza de San Juan y Muñoz Torrero, completando así una magnífica jornada que ha supuesto un mejor conocimiento de una ciudad con la que nos unen fuertes lazos históricos y culturales que es necesario mantener y reforzar. 
 
Texto: Vicente Rodríguez Lázaro
Fotos Alcazaba: Goyo Herrera
Fotos MUBA: Ramón Oliva Lladó y José Vidal Lucía

23 de mayo de 2018

Marchas de Adaegina por la ruta del Puente de Alcántara

El grupo de la Asociación Adaegina de Amigos del Museo de Cáceres ante el puente de Segura
El pasado día 5 de Mayo unos cuantos "adaeginos" recorrimos los últimos 15 kilómetros, desde el puente de Alcántara hasta Piedras Albas. El tiempo fue espléndido, y la naturaleza se vistió de gala para mostrarnos lo que un encinar es capaz de hacer con el agua y el sol.

El primer tramo, en empinada cuesta desde el puente romano hasta "el cruce de la Batalla", fue algo durillo, en opinión de algunos, y bastante duro según otros. Pero todos vimos el "posible" camino romano y, pisamos, sin tropezar, los numerosos fragmentos de granito, roca que no se "cría" en esta zona y que los romanos solían usar para dar consistencia a sus autovías más empinadas. 
La empinada cuesta del primer tramo desde el puente de Alcántara. Al fondo, y en la otra orilla, el pueblo.
La belleza de la jara "pringosa" o ladanífera (Cistus ladanifer), muy bien retratada por Juan.
La iglesia de Santiago Apostol (s. XVI), en Estorninos. Parece que en ella trabajó Pedro de Ibarra, Pedro de Ibarra, Maestro Mayor de Obras de la Orden de Alcántara.
El segundo tramo, de unos ocho kilómetros, desde Estorninos a Piedras Albas, fue un continuo placer. Óptico, térmico, olfativo.....hasta gastronómico, a juzgar por las hierbas comestibles que algunos caminantes cosecharon.

Placer para la vista, para el olfato, ... Entre encinares.
Un "bujío" (bohío) en el camino, asentado y construido con granito.
Se hace camino al andar ...
Llegamos, en autobús, a la frontera con Portugal; admiramos el puente romano de Segura, hermano pequeño del de Alcántara, y dimos cuenta de nuestros bocadillos en un par de bares del pueblo de Segura: buenas cervezas, buenos cafés, buenos bagazos...

Detalle de un tajamar (aguas arriba) del puente/ponte de Segura sobre el río Erges/Erjas. El encamisado de los pilares con  hormigón y el encementado en las juntas de los sillares romanos no parece una restauración muy afortunada. Se ha perdido el carácter romano de la fábrica con los sillares a hueso, que ha permitido una larga perdurabilidad.  Reparación excesiva en este puente/ponte de fronteira/frontera.
Curiosas dovelas almohadilladas con decoración figurativa en relieve: león rampante, falo profiláctico?, ...
A raia / La raya. Ponte/puente internacional
En la fronteira / frontera

La foto de la antigua aduana y puesto fronterizo de Piedras Albas no tiene desperdicio. Pintadas, escudo, ...
En Segura

O Pelourinho de Segura, signo de la importancia histórica del lugar. Esta antigua freguesía hoy forma parte de la União das Freguesias de Zebreira e Segura. Pertenece al concelho de Idanha-a-Nova, en la Beira Baixa.
Bella imagen de la igreja matriz de Segura, dedicada a Santa Marinha. De interés también la Igreja da Santa Casa da Misericórdia.
Una singular janela portuguesa.
Pintoresca estampa de una calle del lugar: empedrado, paredes blanqueadas, restos históricos, ...
Y volvimos a casa pensando en la próxima salida, que será por una vía pecuaria, si la meteorología no nos es adversa.

Fotos: Juan M. Valadés y Goyo Herrera
Texto: Goyo Herrera
Pies de fotos: José-Vidal Lucía